Just another WordPress.com weblog

Una semana agitada para el mundo de la Historia del Software. Lo decimos por el reciente fallecimiento de Jack Tramiel, el fundador de Commodore International (ya saben, los de las computadoras Commodore), que significó un duro golpe para toda la comunidad informática internacional. Commodore como compañía fue un símbolo de innovación, y la muerte de Tramiel es equivalente a la pérdida de una de las más grandes mentes de nuestros tiempos. Por eso, en la sección de esta semana le vamos a dedicar algunas líneas a Commodore BASIC, el lenguaje de programación utilizado en las computadoras personales 8 bit de la empresa.

Este lenguaje de programación o mejor dicho dialecto de programación también se conoce como PET BASIC. Se comenzó a utilizar en 1977, en su versión PET, para luego llegar a su última versión en 1985 con la C128. Estaba basado en el lenguaje 6502 Microsoft BASIC, por lo que comparte una buena parte del código central con la gran mayoría de las 6502 BASIC de esa época.

Cuenta la historia que cuando Bill Gates se acercó a Commodore para vender su lenguaje BASIC, pidió una tarifa de 3 dólares por cada unidad que utilizara BASIC. Jack Tramiel dijo: gracias, pero no gracias, ya estoy casado. ¿Un compromiso tan grande por BASIC? Commodore prefería pasar, y aunque fue una estrategia bien utilizada por Gates con otros de los desarrollos de Microsoft, en este caso tuvo que conformarse con menos.

Commodore, para poder usar BASIC, tuvo que hacer un solo pago de entre 10 mil y 25 mil dólares, sin regalías adicionales para la compañía de Gates. Los de Commodore obtuvieron una licencia perpetua para BASIC y luego le aplicaron una serie de actualizaciones para que sea compatible con todas sus computadoras de 8 bit. Recién en la versión 7.0 se comenzó a ver el aviso de copyright de Microsoft.

Commodore BASIC introdujo varias novedades en la forma en la que se manejaron. Por ejemplo esto parecerá una tontería, pero es un cambio significativo: el editor a pantalla completa de BASIC permitía a los usuarios apretar la tecla RETURN cuando la línea de BASIC era válida.

Por supuesto, Commodore BASIC también contaba con algunas trampas para programadores que en esa época eran casi imposibles de evitar. Sin embargo, consideramos que en esta semana no podíamos dejar de nombrarlo, dada la relevancia que tuvo Commodore y su fundador Tramiel en nuestro mundillo. Tramiel, nacido en Polonia pero ciudadano de los Estados Unidos, se mudó a Occidente luego de la invasión alemana. En 1947, llegó a América, donde se enlistó en el ejército. Allí comenzó su experiencia con la tecnología, aprendiendo a reparar equipos de oficina como máquinas de escribir.

Las máquinas de escribir fueron las primeras cosas que comenzó a fabricar su compañía Commodore, para luego pasar a computadoras personales. Cuando Tramiel renunció a su cargo por diferencias con la compañía, pasó a formar parte de la junta de directivos de varias empresas, entre las cuales, por ejemplo, se encontró Atari.


Bitelia

Lee la noticia completa en: iGeek

Fuente: http://igeek.ueuo.com/?p=134

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: